Storytelling: Diferenciador clave en la búsqueda de empleo

Fecha

05/04/2021

Escrito por

Jordi Alemany, Director de Programas de Formación en Liderazgo Ético

En un mercado laboral abarrotado, diferenciarse resulta clave a la hora de tener éxito en cualquier iniciativa o proyecto profesional. Si ese mercado además emplea criterios de la era industrial a la hora de contratar, como el filtrado y selección de perfiles en base a habilidades duras, encaje salarial, género o edad, la necesidad de diferenciarnos se torna más vital, si cabe.

Al igual que las empresas se han visto obligadas durante décadas a adaptarse de manera recurrente a un entorno cada vez más complejo y cambiante, los profesionales nos vemos obligados a desarrollar estrategias de diferenciación para garantizar nuestra empleabilidad en el largo plazo.

Como dijo Guy Kawasaki, Chief Marketing Officer de Apple y responsable de la famosa campaña de publicidad Think Different: “En el mundo actual, o eres diferente, o eres barato”.

Esta necesidad se intensifica en países como España, en el que ya superamos los 4 millones de parados, más de un 50% de ellos mayores de 45 años, que, en demasiadas ocasiones, ni siquiera siendo baratos, alcanzan a un encontrar empleo y reincorporarse de nuevo a este complejo mercado laboral.

Por todo ello, convendremos que, si diferenciarse siempre ha resultado de gran ayuda, hoy en día es la única manera de incrementar nuestras probabilidades de éxito a la hora de buscar empleo.

¿Y cómo me diferencio?

La mayoría de profesionales en España, por razones culturales, no estamos habituados a pensar en diferenciación. En nuestra cultura no está bien visto “venderse.”

Es más, desde siempre se nos ha inculcado la necesidad de mantener un perfil bajo, no destacar, ser humildes y guardarnos nuestros éxitos para nuestro círculo más íntimo, en un intento de evitar despertar demasiadas envidias.

Con este histórico, nos encontramos con que muchos profesionales rechazan la idea de destacar sus logros en su CV o durante una entrevista, al no sentirse cómodos incidiendo en sus fortalezas.

Esta “vergüenza” a la hora de “vendernos” es la que, en demasiadas ocasiones nos impide diferenciarnos de otros candidatos y con ello, obtener esa posición tan deseada.

Es necesario, por tanto, subrayar que:

“Diferenciarse no es una cuestión de creernos que somos los mejores que los demás, sino de ser capaces, desde la humildad y la honestidad, de describir nuestra experiencia de tal manera que, nuestro público objetivo nos identifique inmediatamente como su mejor opción a la hora de resolver un problema o satisfacer una necesidad concreta, que precisan resolver.”

Storytelling: la clave de la diferenciación

Quizás hayas escuchado el término Storytelling y conozcas su significado, o quizás no.

Storytelling es un anglicismo que se traduce como “contar historias”. Nada más, ni nada menos.

Y ahora, lo más probable es que te estés preguntando:

“¿y a mí, a mi edad, como me va a ayudar el storytelling a encontrar empleo?”

Pues eso, exactamente, es lo que te voy a contar a continuación.

Storytelling y el arte de conectar

Según John C. Maxwell, reconocido experto en comunicación persuasiva y liderazgo, el 99% de las personas tenemos la capacidad de comunicar, ya que se trata de una habilidad innata, pero solo el 1% es consciente de la importancia de conectar.

Conectar, según el propio Aristóteles describía en su manual de retórica aristotélica, consiste en alinear, en la mente de nuestra audiencia, los 3 elementos clave a la hora de comunicar de manera eficaz: el pathos, el ethos y el logos.

¿Qué es el pathos?

Pathos es una palabra de origen griego que se traduce como “emoción” y según la Universidad de Harvard, es la responsable de entre un 65% y un 75% de nuestras decisiones.

El pathos es el responsable de la empatía, que a su vez es producto de la activación de las neuronas espejo. Traducido al cristiano, cuando emocionamos a nuestra audiencia, despertamos su empatía y con ello, influenciamos sus decisiones.

Podemos resumirlo como “Emociona y venderás

¿Qué es el ethos?

Ethos también es un término griego que se traduce como ética. En este caso hablamos de valores éticos.

Los seres humanos empatizamos con aquellos que nos emocionan, pero no solo basta con eso.

Podemos provocar empatía en nuestro interlocutor, pero para conseguir que alguien pase de empatizar, a “comprarnos” nuestra “causa”, esa causa debe estar alineada con la suya a nivel de valores éticos y objetivos comunes.

Me puede emocionar ver a alguien sin techo, pero si para resolver su problema ocupa mi casa…

¿Qué es el logos?

Logos significa lógica o razón y es el elemento definitivo a la hora de conectar.

Es cierto que el cerebro toma la mayoría de las decisiones de forma intuitiva y basada en emociones, pero no es menos cierto que, una vez tomamos la decisión, el cerebro necesita validación lógica de la misma y ahí entra en juego el logos.

Vamos a intentar trasladar todo esto a un proceso de selección, para ver cómo nos podemos diferenciar a través del storytelling.

Comencemos a definir nuestra historia

A la hora de contar historias y con ello, trascender de la mera comunicación y ser capaces de conectar con nuestra audiencia y así “diferenciarnos” en un proceso de selección, resulta clave averiguar 3 cuestiones esenciales:

·         ¿Quién es mi audiencia?

·         ¿Qué valores tienen?

·         ¿Qué problema necesitan resolver?

Esto, traducido a la búsqueda de empleo, nos lleva a la necesidad de averiguar:

¿A qué empresa nos dirigimos?

Para poder construir una historia que nos permita alinear los 3 elementos en la mente de nuestro futuro empleador o reclutador, vamos a averiguar todo lo posible acerca de la empresa a la que nos dirigimos.

Google y Linkedin te pueden ofrecer información muy valiosa en este punto.

¿Qué cultura y valores promueven?

En segundo lugar, investigaremos que cultura inculcan, que valores promueven, en que causas colaboran, etc…

Debemos averiguar tanta información como sea posible acerca de la cultura de nuestro futuro empleador y sus valores.

¿Por qué están contratando?

Cuando una empresa contrata, lo hace porque tiene una necesidad o un problema que desea resolver.

Por último, debemos averiguar cuál es la razón detrás de la contratación.

Storytelling: Alineando todos los elementos de nuestra historia en la mente del empleador

Ahora ya podemos comenzar a definir la historia que narraremos, con mucha pasión y entusiasmo cuando llegue nuestra oportunidad.

Conclusión:

Te sorprenderá saber que la mayoría de empleadores y reclutadores se quejan amargamente de lo poco preparados que acuden muchos candidatos a los procesos de selección.

Debido a nuestra cultura no acabamos de interiorizar el hecho de que, un proceso de búsqueda de empleo, es un proceso de venta, en el que el producto somos nosotros.

Al igual que las empresas recurren cada día más al storytelling para enamorar a sus clientes, nosotros, como candidatos podemos explotar nuestra narrativa para diferenciarnos del resto de candidatos.

Conoce a tu audiencia, enfócate en sus problemas y cuéntales, con pasión y entusiasmo, cómo, tus años de experiencia les van a hacer la vida más fácil.

Tus historias y tu capacidad para narrarlas son, sin duda, tu mejor diferenciador.

¡Cuantos más años cumplimos, más y mejores historias tenemos para contar, por lo que, en este sentido, la edad es una ventaja competitiva, aprovechémosla!

Tribuna escrita por Jordi Alemany, Director de Programas de Formación en Liderazgo Ético

Etiquetas : EXPERTOS SAVIA