¿Están los profesionales +50 mejor preparados para afrontar esta crisis?

Fecha

06/05/2020

Escrito por

Redacción SAVIA

Confusión, ansiedad, inquietud, miedo… Dicen los expertos que los problemas psicológicos derivados del confinamiento podrían perdurar meses, incluso años. Aunque a los profesionales senior, esto de las crisis nos van sonando cada vez más a menudo. Puesto que, los mayores de 50 ya hemos vivido un par de ellas, como la crisis de las empresas punto com en el año 2000, la crisis de crédito a nivel mundial en el año 2008 o la crisis de deuda de los países del sur de Europa en el 2012. Diversas situaciones profesionales y personales que han puesto a prueba nuestra capacidad resolutiva y emocional para resurgir una y otra vez. Quienes además se enfrentan día a día a la búsqueda de empleo, son ya expertos en hallar el modo de no bajar nunca la guardia y mantener el buen ánimo.

Por eso, hemos querido consultar con diversos expertos en coaching y psicología sobre cómo el talento senior dispone de herramientas y aprendizajes para encarar la reconstrucción económica del país. Galaris Desarrollo, N-Acción, Yucoach o Humaniza salud, todos ellos colaboradores de Generación SAVIA, visualizan a los profesionales mayores de 50 años como los profesionales idóneos para encarar la nueva normalidad.

Competencias y capacidades senior para superar la crisis económica post Covid-19

“Los perfiles senior están acostumbrados a resolver problemáticas de cambios producidos por el entorno más que por su propia actividad y este aprendizaje incorpora actitudes y competencias que resultan muy útiles en cualquier situación en la que se requiere afrontar nuevos retos; capacidad analítica, pensamiento crítico, adaptación al cambio, tomar decisiones y solucionar problemas con nueva perspectiva, serenidad, templanza y normalidad”, comentan Teresa Bernabé y Susana Julián, socias fundadoras de Galaris Desarrollo, empresa de consultoría de desarrollo de personas y organizaciones.

“En la crisis actual hay un componente diferencial y es el cuestionamiento del fenómeno de la globalización, que ha desvelado importantes deficiencias y limitaciones para superar la presente situación. Este hecho seguramente desemboque en una redefinición de los modelos económicos actuales hacia una relocalización del entramado empresarial, un ámbito en el que los seniors ya saben lo que funciona y lo que no”, apuntan las fundadoras de Galaris.

Sin duda nos encontramos en una situación excepcional difícil de gestionar, pero que los seniors afrontaremos y superaremos juntos, saliendo reforzados psicológicamente a nivel individual y socialmente como comunidad. Como subraya Marta Ibañez de Humaniza Salud, consultora social y de salud, “los seniors cuentan con una memoria colectiva más cercana a la cultura del esfuerzo y sacrificio por haber conocido a quienes les contaron cómo superaron la guerra y postguerra para ofrecerles un futuro mejor”.

“La experiencia y la sabiduría son las mejores herramientas para afrontar nuevas situaciones. Si recordamos haber pasado por situaciones similares en nuestras vidas y recordar con qué recursos contábamos para afrontar la situación y qué estrategias nos apoyaron puede animarnos a seguir adelante”, señala Elena Fernández, psicóloga de N-Acción, escuela de formación en coaching. Y apunta hacia la importancia de crear red para salir de esta: “Sentir que todos estamos ahora en ese mismo barco de la búsqueda de empleo ya sea para encontrar uno, ya sea para reinventarse, puede darnos la tranquilidad de sentirnos muy acompañados por más personas y el respaldo de poderse apoyar en otras que están haciendo lo mismo en estos momentos, con lo cual genera mucha más red de apoyo, ya que la mirada colaborativa se está extendiendo”.

Cómo encarar la vuelta hacia la nueva normalidad

La preparación a la desescalada está poniendo a prueba nuestra resiliencia, pero es normal que en ocasiones las fuerzas flaqueen. De ahí que sea bueno resumir algunas medidas que tienen como punto de partida mantener la calma y la actitud positiva. Es importante analizar el encierro desde una perspectiva subjetiva, pensando que lo hacemos de manera voluntaria para protegernos a nosotros mismos y a los demás.

En palabras de Manuel Férreo, coach experto en N-acción: “El optimismo puede hacernos convivir mejor con el miedo y la incertidumbre, hacernos trabajar cada día para afrontarlo y para prepararnos para ese futuro incierto para todos. El ser humano ha llegado hasta aquí gracias a esa estupenda convivencia de ambos sentimientos. No tenemos por qué pensar que en este momento de nuestra evolución vaya a ser diferente”.

Bernabé y Julián exponen algunos consejos para superar el confinamiento, la desescalada y en términos generales, la situación que supone estar sin empleo:

  • Estructurar la dedicación del tiempo, distribuyendo las actividades del día y estableciendo rutinas en torno a las variables que componen nuestro bienestar emocional. Podemos equilibrar nuestras propias circunstancias y actividades relacionadas con todos nuestros “yoes”. Aspectos profesionales como la formación y la búsqueda de oportunidades con aspectos sociales, de ocio y tareas domésticas.
  • Identificar los pensamientos desadaptativos. Cuando sintamos malestar emocional, tratemos de identificar los pensamientos que nos provocan ese malestar y busquemos relativizarlos, racionalizarlos y detectar sesgos que los distorsionan. Es importante no quedarse anclado en un pensamiento negativo, pero sí reconocerlo, aceptarlo, explorarlo y sustituirlo por uno más productivo. En este sentido viene muy bien hablar y compartir lo que nos está pasando.
  • Seleccionar la información de entrada. Nuestros pensamientos afectan a nuestras emociones y condicionan nuestro comportamiento, así que es importante identificar el tipo y la cantidad de información que quieres recibir (noticias, programas de radio y/o televisión, redes sociales, WhatsApp, conversaciones con amigos/familiares, etc.) y procurar que esa información favorezca un pensamiento constructivo.
  • Aprovechar para mimarnos y cuidar nuestra salud física, a través del ejercicio, una adecuada alimentación y descanso. También puede ser un buen momento para empezar a practicar técnicas de relajación y mindfulness que nos ayuden a reducir los niveles de ansiedad.

¿Qué puede aportar el coaching a los seniors en búsqueda de empleo?

Para Elena Fernández, de N-Acción, “el coaching aporta una toma de conciencia de cómo está la persona ante su búsqueda de empleo y en qué perspectiva está mirando para poderle ayudar a generar nuevas perspectivas nuevos hábitos para lograr paso a paso avanzar hacia el empleo de hecho muchas personas de nuestra bolsa de prácticas ya han conseguido lograr lo que les parecía inalcanzable”.

“Los procesos de coaching pueden contribuir a que las compañías y los empleados superen de manera más eficaz la crisis del COVID-19”, nos indica Mayte Tortosa, CEO de Yucoach, plataforma online de coaching profesional. “Estos son los puntos clave donde el coaching puede incidir especialmente: la gestión del tiempo y planificación, el enfoque de los objetivos y evitar que los empleados se dispersen por la incertidumbre, el mantenimiento de la productividad, sostener la motivación en el tiempo y la gestión de los cambios que estamos sufriendo; ubicación, estrés, formas de trabajo etc.”

 

Etiquetas : talento senior