Coaching para profesionales senior: cómo gestionar tu energía y aprovechar tu experiencia vital

Fecha

28/04/2020

Escrito por

Redacción SAVIA

En momentos complicados como los que estamos viviendo, la incertidumbre y la preocupación por el futuro se incrementa, especialmente para los profesionales en desempleo. Pero ¿te has parado a pensar si puedes gestionar tu energía de una forma más beneficiosa para ti? o ¿cómo poner tu experiencia vital al servicio de la situación actual? Desde Generación Savia, hemos organizado esta formación para compartir ideas y herramientas útiles con las que aprender a gestionar situaciones difíciles de la mejor forma posible.

Mediante una sesión formativa, Galaris Desarrollo, consultora de Desarrollo de Personas y Organizaciones, nos ha enseñado a gestionar mejor nuestro tiempo y energía durante el confinamiento a través de diversas herramientas de coaching

Gestionar nuestra energía para conseguir bienestar emocional

En momentos de inquietud e incertidumbre como los que estamos viviendo, es importante usar este tiempo de confinamiento en beneficio de nuestro bienestar emocional. Para ello, Teresa Bernabé, socia fundadora de Galaris Desarrollo , nos ha presentado una herramienta útil y visual, que favorece la organización personal de nuestro tiempo teniendo en cuenta las áreas de actividad necesarias para cuidar y mejorar el bienestar adaptándose a cada situación particular. Esta herramienta se llama el círculo de la energía y consiste en representar el modo en el que estamos distribuyendo nuestra energía en un gráfico circular. Los pasos para utilizar la herramienta son los siguientes:

  1. Identificar los focos de energía o áreas de actividad necesarios para mantener el equilibrio emocional. Estos focos de energía son el bienestar personal, bienestar físico, bienestar con el entorno, bienestar social y el bienestar profesional.
  2. Estimar nuestra ocupación real . Es importante realizar un listado con todas las actividades que hemos realizado durante estos días o en un periodo de tiempo concreto. Una vez tengamos el listado, dibujaremos un gráfico circular para estimar cómo hemos distribuido ese tiempo (30% haciendo ejercicio, 10% en formaciones online…). Además, es importante tener en cuenta en este listado las actividades en las que nos gustaría ocuparnos, pero no lo estamos haciendo.
  3. Tomar consciencia de la situación propia . Tenemos que adaptar nuestro tiempo a nuestras circunstancias personales concretas.
  4. Redistribuir la ocupación . Debemos reequilibrar la inversión de energía y para ello seleccionar las actividades a las que nos queremos dedicar con un porcentaje que se ajuste a nuestra situación real. Es importante que todo esto lo pasemos a una agenda con horarios establecidos para llevarlo a la realidad. Sin embargo, debemos de ser flexibles con estos horarios y actividades adaptándonos a lo que vaya surgiendo.
  5. Revisión y ajuste . Con relativa frecuencia, tendremos que revisar y ajustar nuestro círculo de la energía para adaptarlo a nuestra situación.

Cómo sacarle jugo a tu experiencia vital

Susana Julián,  socia fundadora de  Galaris Desarrollo , nos ha presentado una herramienta con la que extraer aprendizajes y recursos de las experiencias que hemos tenido,  la línea de la vida . Esta herramienta es especialmente interesante para el profesional senior con una larga trayectoria personal y profesional que plasmar en la línea.

Esta herramienta consiste en representar gráficamente en una línea de tiempo experiencias significativas y momentos clave (positivos y negativos) de nuestra vida, a través de diferentes puntos que vamos marcando, desde el año de nacimiento hasta el momento actual.

Una vez hemos finalizado el ejercicio, debemos hacernos preguntas sobre el recorrido como por ejemplo cómo me siento, qué información aportan sobre mí los hitos que he escrito, qué capacidades he ido adquiriendo, etc. También debemos hacernos preguntas enfocadas a los hitos concretos como por ejemplo, qué momento considero que es más valioso para mí, cuáles han sido los puntos de inflexión, etc.

Una vez hayamos terminado con estas y otras preguntas que consideremos interesantes, podemos trasladar aprendizajes al momento actual, pensando en cómo nos ayuda toda esta reflexión en la situación que estamos viviendo y qué habilidades o recursos podemos trasladar a este momento.

Por último, podemos proyectar esta línea a futuro reflexionando sobre qué nos puede aportar la etapa actual y qué podemos desarrollar hoy para la búsqueda de empleo en el futuro.

Este ejercicio nos permitirá enfocarnos en lo que ya tenemos y ponerlo al servicio de la situación actual y del desarrollo a futuro. 

Etiquetas : FORMACIÓN SAVIA