La digitalización como factor de acercamiento intergeneracional

Fecha

22/03/2021

Escrito por

Nacho Somalo de ENyD (Escuela de Negocios y Dirección)

Quizás alguien pueda pensar que hay algo erróneo en el planteamiento de esta reflexión, pero estoy convencido de que no es así. Vamos a tratar de explicarlo.

En la mayoría de las ocasiones se presentan los avances tecnológicos, y la digitalización en particular, como una importante barrera adicional que hace más grande la brecha intergeneracional. Es cierto que tenemos fuertemente arraigado el estereotipo de una persona senior torpe, incapaz de entender cómo funciona el mundo hoy en día y, sobre todo, incapaz de adaptarse al uso de nuevos dispositivos y aplicaciones. Desde mi punto de vista esto no es cierto, al menos no por completo.

Si bien sí es cierto que las personas más experimentadas y con más años sobre sus espaldas tienen una menor tendencia a experimentar y probar cosas nuevas, también es cierto que una buena proporción de ellas se acaban adaptando sin mayor problema a todo tipo de cambios tecnológicos. Algo más tarde, pero siempre llegan. Si echamos la vista atrás podemos ver que entre los años noventa y el principio del siglo, cuando se empezaron a universalizar los dispositivos móviles, las personas más mayores no fueron las pioneras. En cambio, para el final de la primera década de esta centuria ya había pocos seniors sin su teléfono móvil. Igualmente sucedió lo mismo con los smartphones solo unos pocos años después. Finalmente hoy en día la inmensa mayoría de los abuelos tienen uno o varios terminales, manejan con soltura las principales aplicaciones, tienen perfiles activos en redes sociales y crean contenidos de un modo u otro (suben fotos, escriben correos electrónicos, comentan productos, comparten su estado de ánimo o sus experiencias en diferentes foros, etc.).

En todo caso, al final la cuestión es que actualmente las personas mayores tienen un mayor contacto y más frecuente con sus seres queridos y amistades de lo que tenían antes. Simplemente porque tenemos todos más herramientas que lo hace posible, o mucho más sencillo al menos. Los abuelos y padres pueden hablar a diario con hijos y nietos, aunque estén a miles de kilómetros. Pueden compartir contenidos con sus nietos, mantener el contacto con sus excompañeros del colegio y del trabajo, así como con todo tipo de antiguas relaciones personales.

En este contexto, creo personalmente que las generaciones se acercan más que se alejan. Siempre existirán diferencias culturales y de intereses entre grupos distantes en edad, pero hoy, gracias a la tecnología, esas distancias se pueden acortar. Los abuelos hablan con sus nietos mucho más a menudo, comparten memes (incluso vídeos los más atrevidos), se pasan artículos, hasta pueden dar “la paga” a través de un Bizum.

Si alguien tiene dudas no tiene más que pedir el móvil a sus abuelos / padres y preguntarles qué usan y cómo. Verán actividad constante, no solo en llamadas, también en “wasaps”, presencia redes sociales, consultas de internet, incluso los más adelantados se van animando de forma constante a hacer compras online.

En ocasiones puede llegar a ser complicado establecer conversaciones de mutuo interés entre personas de edades muy dispares. No cabe duda de que los intereses y muchas ideas suelen estar bastante alejadas, pero eso no debe ser obstáculo para la comunicación y el contacto. Al contrario, la conversación casi siempre acerca posturas, mejora la empatía y genera sensación de proximidad.

Los estereotipos nos engañan en muchas ocasiones. Los más mayores están en la economía digital. Quizás con un uso mucho menos intensivo que sus hijos y nietos, pero la mayoría no se ha quedado fuera por completo. Aprovechan sus ventajas y se acercan más a sus seres queridos. ¿Cómo habríamos llevado todos la terrible pandemia COVID que estamos viviendo sin estas tecnologías? Pues sin duda a uno de los colectivos a los que más ha ayudado disponer de internet es a los seniors que son los que peor lo han pasado. Gracias a la digitalización han podido mantenerse en contacto, hablar y ver a sus seres más queridos y a sus amistades. Nada sustituye por completo el contacto personal a un abrazo. Pero cuando eso no es posible, los medios digitales nos ayudan mucho a permanecer conectados y en contacto con quien realmente nos importa, y los mayores no son ni mucho menos una excepción. Al contrario, son lo más activos en ese sentido.

Tribuna escrita por Nacho Somalo, Coordinador y Docente del Máster en Dirección y Gestión en Marketing Digital y Social Media en ENyD (Escuela de Negocios y Dirección).

Escuela de Negocios y Dirección son colaboradores en la etapa Con Visión del Camino SAVIA, puedes acceder a sus oferta académica especial para seniors de SAVIA en este enlace.