Por qué la formación debe ser una constante en tu carrera profesional

Fecha

31/07/2018

El aprendizaje continuo a lo largo de nuestra carrera profesional conlleva un sinfín de ventajas que no debemos dejar pasar por alto. Y en la era de lo digital, donde todo cambia constantemente estar al día de las tendencias y nuevas formas de trabajo nos aportarán un valor añadido que aumentará nuestra competitividad y empleabilidad frente a las empresas. ¿Quieres conocer los beneficios de la formación constante?

  1. Aumenta tu curiosidad y estimulación: cuanto más aprendes, más curiosidades se presentan ante ti, y es que hay tantas cosas ahí fuera que descubrir que acceder a nueva formación es uno de los grandes placeres de la vida.
  2. Promueve el sentido de la responsabilidad: el compromiso y planificación que requiere la formación continua sin duda te ayudará a que en tu día a día sea más organizado y optimizado ante la cantidad de objetivos a superar.
  3. Incrementa la ventaja competitiva del sector: sin duda las habilidades y capacidades que vas adquiriendo a medida que te vas formando no pasarán desapercibidas en el mercado del talento, que inclinarán la balanza hacia ti entre otros competidores.
  4. Te abre a nuevos puntos de vista: la formación en diversas áreas te permite ser más conscientes de otras perspectivas que hasta el momento no habías contemplado, además de valorar las funciones de otros departamentos y profesionales.
  5. Crea y crece tu red de contactos: los cursos presenciales además de ofrecerte nuevos conocimientos te permiten acceder a nuevos contactos que pueden ser de gran utilidad para tu próxima oportunidad laboral o generar intereses y nuevos conocimientos.

¿Qué conocimientos deben ser un must en tu currículum?

  • Nuevas tecnologías: cómo trabajar tu estrategia de identidad digital para mejorar tu empleabilidad, incorporar nuevas técnicas de gestión del trabajo y del tiempo, así como ser capaz de trabajar en entornos colaborativos son algunas de la competencias y habilidades necesarias para desempeñar las profesiones digitales.
  • Especialízate dentro de tu sector o en otro: como ya veíamos en otros artículos, el 10% de las ofertas de empleo quedan sin cubrir por falta de profesionales que reúnan todas las características necesarias para desempeñarlo, por eso te recomendamos que eches un vistazo a lo más demandado y busques esa formación complementaria que te abrirá todo un nuevo mundo de oportunidades.  
  • Idiomas: la globalización nos ha mostrado un mundo sin límites en la que el dominio de varios idiomas nos permitirá acceder a mercados y oportunidades laborales más allá de nuestras propias fronteras. Aprovecha para relanzar tu inglés y para sumar un nuevo idioma a tu cartera de conocimientos, verás cómo funciona.
  • Emprendimiento: seguro que muchas veces a lo largo de tu trayectoria laboral te has planteado tener tu propio negocio, trabajar para ti mismo, poder hacer realidad tus propias ideas, ¿y si ahora fuera el momento de emprender? Te recomendamos que para ponerte manos a la obra te formes previamente en aspectos fundamentales como hacer un business plan, búsqueda de inversores, etc. Que te ayudarán a nadar en los primeros pasos hacia el autoempleo.
  • Mentoring: si hay una característica que define al talento senior es la experiencia acumulada a lo largo de los años de carrera profesional, por ello, utilizar toda la sabiduría aprendida es un valor innegable y que puedes emplearla para relanzar tus siguientes proyectos profesionales.