Cómo afecta el paro de larga duración a personas mayores de 45 años

Fecha

20/12/2019

Escrito por

Redacción SAVIA

Fundación Santa María la Real ha llevado a cabo desde el área de Empleo y Emprendimiento el informe “Empleabilidad y riesgo de exclusión social de las personas desempleadas mayores de 45 años”, en el que ha estudiado las consecuencias que tiene la pérdida del trabajo en este colectivo, no solo a nivel laboral sino también cómo afecta a las responsabilidades familiares, cargas económicas, así como la presión de no poder llegar hasta la jubilación y percibir la pensión. Pero, además, desde la fundación, han analizado a nivel de salud mental como pierden autoestima y motivación.

El estudio, que ha contado con el apoyo y financiación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, propone una serie de medidas para paliar esta situación, entre ellas, diseñar líneas de orientación laboral, realizar campañas de sensibilización y mejorar la coordinación entre las administraciones públicas, las entidades y los agentes sociales para apoyar al talento senior.

Para llevar a cabo este análisis, se han realizado entre abril y diciembre de 2019 una investigación sobre las necesidades que tienen los mayores de 45 años, así como las barreras a las que se enfrentan durante el proceso de búsqueda de empleo.  

¿Por qué este colectivo? 
“Durante los dos últimos años, en Fundación Santa María la Real hemos trabajado en un Laboratorio de Empleabilidad para analizar el paro de larga duración en España, y especialmente en las regiones de Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia. En esta investigación, que ha contado con el apoyo del Fondo Social Europeo, nos hemos dado cuenta de que las personas mayores de 45 años representaban uno de los colectivos más castigados. Por eso, hemos emprendido esta nueva investigación, para profundizar el conocimiento de su situación y diseñar medidas de intervención que nos permitan mejorar su empleabilidad”, explican Laura Oncina y Ángela Pérez, responsables de la investigación. 

Metodología empleada 
Para llevar a cabo la investigación se ha seguido una metodología mixta, que ha combinado técnicas cuantitativas y cualitativas. De este modo, se han realizado 426 cuestionarios a personas de 45 o más años que se encuentran en situación de desempleo; 20 encuestas a empresarios y 12 entrevistas a responsables de Recursos Humanos. Además, se han llevado a cabo dos grupos de discusión con hombres y mujeres. De forma adicional, se ha realizado un análisis descriptivo a través de fuentes secundarias disponibles sobre la situación socio-laboral de personas de 45 o más años y se ha revisado bibliografía existente. 

Principales resultados 
Con todo ello, se ha elaborado el informe “Empleabilidad y Riesgo de Exclusión Social de las personas desempleadas mayores de 45 años”, que indica que este colectivo tiene una alta centralidad laboral; es decir, ante la pregunta de la importancia que el trabajo tiene en sus vidas, contestan un 8,83 en una escala del 0 al 10.  Por esto mismo, el desempleo agrava sus consecuencias entre los seniors porque, ante la pérdida de trabajo y poder adquisitivo, sufren una mayor presión para hacerse cargo de las responsabilidades familiares y cargas económicas; e incluso se plantean dificultades para lograr la pensión de jubilación. No en vano, las personas en situación de desempleo con más de 45 años presentan peor salud mental que en otras franjas de edad.

La edad como barrera 
En cuanto a las trabas para acceder al mercado laboral, 8 de cada 10 piensan que su edad es el principal obstáculo; y que el tiempo en desempleo es el segundo.  La investigación ha detectado creencias y estereotipos que aparecen en el imaginario social sobre los perfiles profesionales senior; que posteriormente se reflejan en las encuestas de las empresas, que dicen que un 83,33% de las empresas cree que el proceso de contratación a personas de más de 45 años es discriminatorio. 

Nuevas medidas
Ante esta situación, desde el Área de Empleo de la Fundación Santa María la Real, propone diseñar e implementar programas de orientación laboral específicos para este colectivo, adaptados a sus necesidades y capaces de mejorar de forma eficaz su empleabilidad e inserción laboral. Asimismo, se proponte también la realización de campañas de difusión y sensibilización de esta problemática dentro del tejido empresarial en defensa del talento senior; y una mejor coordinación entre todos los agentes implicados (servicios públicos de empleo; entidades privadas, empresas, agencias de colocación, etc.) trabajen en una misma línea de defensa de este colectivo.  

Jornada de trabajo 
Laura Oncina y Ángela Pérez han dado a conocer los datos de la investigación y estas nuevas propuestas a representantes de varias entidades y organizaciones como Asociación Observatorio del Trabajo Senior, Fundación Secretariado Gitano, Federación de Mujeres Progresistas, Acción contra el Hambre, Centro de Rehabilitación Laboral de Fuenlabrada, Fundación Endesa, Fundación Adecco, CEAR, Udima, Grupo Alsea.  Las conclusiones de esta jornada sectorial y profesional se incluirán en el Informe Final de la investigación, que se publicará a lo largo del 2020.

Etiquetas : informe