Plantillas multigeneracionales, la clave para fomentar el empleo senior

Fecha

16/06/2020

Escrito por

Redacción SAVIA

¿Dónde encaja el trabajador mayor de 50 años en el actual esquema laboral? Por primera vez en la historia, la demografía laboral incluye cuatro generaciones que pueden llegar a convivir en el entorno de trabajo.

  • Baby boomers. Los nacidos entre los años 1960 y 1975. Son el grupo de edad más numeroso en nuestro país, los bien llamados seniors. Considerados por las empresas como honestos y analíticos y con gran sentido de la responsabilidad. Muchos de ellos ocupan cargos directivos o están cerca de retirarse, pero también un sector con
  • Generación X.  La generación que ha vivido de la transición de lo analógico a lo digital. Conservan lo bueno de ambas generaciones: su compromiso e innovación. Comprometidos con el trabajo, tienen la mejor preparación profesional, saben trabajar en equipo, y al ser más estables que los jóvenes, tienden a tener ideas más fijas y poca adaptabilidad.
  • Millenials.  Son los nativos digitales. Críticos e inconformistas. Buscan dedicarse a aquello que les apasiona, emplean la tecnología para desarrollarse profesionalmente, tienen una visión global de los negocios, buscan retos y desean formar parte de los proyectos de la empresa.
  • Generación Z. Son los jóvenes que actualmente aún están en la etapa escolar y universitaria, se incorporan al mercado laboral como becarios o en prácticas.  Son creativos e innovadores, los más interesados en trabajar por cuenta propia, aprovechan las herramientas digitales para encontrar oportunidades de mercado.

La convivencia real de una plantilla multigeneracional supone un reto crucial para los líderes de equipos. Un estudio reciente sobre gestión de recursos humanos en empresas españolas de más de 500 empleados ha revelado que un 58 % de los jefes experimenta conflictos frecuentes entre los empleados más mayores y los más jóvenes.

¿Cómo hacer que los profesionales mayores de 50 años convivan con las nuevas generaciones?

Puede ser cierto que se prefiera trabajar e interactuar con personas de edad similar, pero se está demostrando que el éxito se consigue integrando en equipos cohesionados de distintas edades. Los más veteranos senior aplicarán sus conocimientos y experiencia lo mejor posible y las generaciones más jóvenes la calidad del trabajo mediante nuevas técnicas y habilidades.

Para que esto funcione, es recomendable implementar técnicas y estrategias de gestión que ayuden a crear un ambiente laboral lo bastante flexible como para adaptarse a los distintos estilos y actitudes de cada grupo de edad.

  • Demostrar flexibilidad. Los distintos grupos de edades tienen necesidades personales y profesionales diferentes. Es conveniente crear un lugar de trabajo abierto a distintas formas de trabajar y actitudes ante el trabajo.
  • Diferentes vías de comunicación. Debemos asegurarnos de utilizar varios canales de comunicación al dirigirnos a nuestros empleados. Esto incluye distintos formatos de reuniones, estilo de comunicación personal y el uso de soportes digitales.
  • Incorporar feedback frecuentes que evalúen y motiven el trabajo diario.
  • Espacios aptos para la puesta en común de conocimientos. Es conveniente dejar que las generaciones de empleados más mayores y experimentados actúen de mentores de las generaciones más jóvenes, al tiempo que se crea un ambiente donde las nuevas generaciones puedan inspirar a los empleados más mayores con soluciones innovadoras y nuevas formas de trabajo.