La inteligencia emocional como clave para alcanzar tu próximo reto profesional

Fecha

29/08/2018

Escrito por

Desireé - SAVIA

¿Sabías que la inteligencia emocional se ha convertido en una de las cualidades más buscadas por los reclutadores de empleo a la hora de incorporar nuevos candidatos en las empresas? En palabras del experto Daniel Goleman, la inteligencia emocional es “la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones”.

¿Cómo puede ayudarnos la IE en nuestra búsqueda de trabajo?

En algunos casos, ante una situación de desempleo nuestra mente puede ser la peor de nuestras enemigas. La inactividad que produce en nuestro cerebro no tener trabajo o una rutina establecida, provoca que nos lancemos continuamente mensajes negativos que en nada nos ayudarán a conseguir nuestra nueva meta. Si estás en este contexto seguramente te suenen mensajes como “Nunca voy a encontrar trabajo” o “Ya no me quieren porque soy demasiado mayor”, ha llegado el momento de ponerles freno y prepararnos para las oportunidades que nos están esperando.  

La inteligencia emocional nos va a ayudar en todas las facetas de nuestra vida y especialmente en la que más ansiamos poder cambiar: el empleo.

Y no solamente en nuestro periodo de búsqueda de trabajo nos ayudará, sino que a posteriori será una herramienta fundamental que desarrollaremos en nuestro trabajo.  Porque en las organizaciones de hoy en día en las que conviven diversidad de generaciones con culturas distintas, esta cualidad se vuelve indispensable para construir entornos laborales más felices, tolerantes y en consecuencia productivos y eficaces.

¿Ya eres consciente de todo lo que la inteligencia emocional puede hacer por ti? Profundicemos un poco más sobre el tema.

Para desarrollar la inteligencia emocional debemos trabajar algunos aspectos previos:

  • Autoconciencia y autoconocimiento: escucharnos a nosotros mismos, conocer nuestras emociones, impulsos y reacciones nos darán información privilegiada que solo tú sabes para desenvolverte en todo tipo de situaciones. Más que esconderlas, analízalas y estudia como hacerlas tus aliadas.
  • Gestión de nuestras emociones: en relación con la anterior, se trata que una vez que tomas conciencia sobre tus emociones, tratar de canalizarlas para alcanzar tus propias metas. Dotarlas de razón, disminuir su efecto o reconducirlas dependerá de cada tipo de emoción.
  • Motivación: la manera en que afrontamos nuestros obstáculos influye en nuestra capacidad de motivación. Desarrollar una actitud optimista ante estos momentos de nuestra carrera profesional es todo un reto pero que debemos seguir trabajando para no caer en un ambiente negativo y autodestructivo que no nos favorece en nada.
  • Empatía: no solo conocer cómo nos sentimos nosotros, sino ser capaces de ponernos en el lugar de la otra persona, intentar comprender su reacción y ayudarla a reconducirla nos pondrá además en una situación de liderazgo, habilidad muy demandada.
  • Habilidades sociales: la capacidad para relacionarnos con los que nos rodean, de conectar con otras personas, ya sea en un networking, en una entrevista personal o en una reunión y de llegar a negociar y a acuerdos es sin duda otro de los aspectos que nos ayudarán a desarrollar nuestra IE.

En estos nuevos entornos laborales digitales y cambiantes la IE nos ayudará a adaptarnos a ellos con pleno éxito.

Si te ha interesado este tema, te recomendamos que vaya a la fase de la Serenidad que encontrarás en el Camino SAVIA donde te invitamos a que te conozcas a través de nuestras varias herramientas.

 

Etiquetas : habilidades