La “economía de las canas” centra el segundo encuentro Ageingnomics

Fecha

02/10/2018

Talento intergeneracional, pasar varias veces por la Universidad o la capacidad para exigir serán algunas de las características que configurarán a los empleados del futuro y que surgieron entre las conclusiones extraídas de la nueva edición del foro Ageingnomics, celebrado por Deusto Business School y Mapfre.

Y es que las cifras reflejan una realidad a veces contradictoria: el 40% de los españoles tiene más de 50 años pero solamente el 10% de la publicidad les refleja. Sin embargo, no sucede así en otros países, por ejemplo en EEUU, donde los mayores de 55 años representan la mayoría de trabajadores autónomos, apostando así por el talento senior. Lamentablemente en España, la imagen de los mayores de 50 es a menudo apartada y desvinculada de la sociedad.

En un entorno laboral en la que la convivencia de hasta cuatro generaciones distintas es más que palpable, las empresas deben ser conscientes y por tanto, estar preparadas para abordar programas en los que se apueste por las personas y la discriminación por edad deje de ser un problema enquistado en la sociedad actual.

Los trabajos para toda la vida hace tiempo que dejaron de ser tendencia y las nuevas formas de colaboración nos llevan a distintos tipos de empleados: empleados por proyectos, autónomos, fijos, outsourcing, son algunas de las múltiples alternativas que ya conviven. Aprovechar estos talentos mediante programas de mentorización de seniors y jóvenes o fomentar el intraempredimiento, pueden ser soluciones muy válidas y que por ejemplo desde Mapfre ya potencian.

Otra de las empresas que participaron en la jornada, Bankia, también apuestan porque el talento senior se abra nuevos horizontes y avanzar en su carrera profesional hacia otros sectores a los que no se han dedicado con el fin de diversificar. Por su parte, IBM apuesta por la formación continua para sus empleados con el fin de anticiparse a los cambios y estar preparados a la incertidumbre.

Desde Sagardoy Abogados, ponían como ejemplo países donde nos llevan la delantera. El envejecimiento de la población española seguirá en aumento, al igual que la transformación digital, sin embargo, las empresas no van a la misma velocidad, actuando de manera reactiva ante los cambios y sin medidas desde sindicatos y administración que las apoyen. Ejemplos como el de Inglaterra, donde los seniors pueden solicitar un año sabático para seguir formándose sin perder ritmo dentro de la empresa. La esperanza de vida ha aumentado, se abre ante nosotros una nueva etapa de vida que deberemos planificar.

Ante esta situación, pasar por la universidad en diferentes etapas de la vida se convertirá en algo habitual, porque al ritmo que avanza todo, la formación que teníamos hace 10 años quedará obsoleta si no seguimos adquiriendo nuevas competencias y conocimientos.

Etiquetas : empresa