RESILIENCIA. Aprender a afrontar las crisis

Fecha

18/03/2020

Escrito por

Redacción SAVIA

La vida nos pone a prueba. Ahora más que nunca estamos viviendo una situación inaudita, el mundo se enfrenta a una crisis que requiere de cada uno de nosotros nuestras mejores capacidades. Situaciones de gran estrés, dolor e incertidumbre como la que actualmente estamos sufriendo, o como pueden ser una ruptura de pareja, la muerte de un ser querido o los problemas económicos, provocan en las personas sensaciones de miedo y ansiedad similares a las que puede experimentar un profesional que ve pasar los meses sin conseguir trabajo.

Es entonces cuando hay que echar mano de la RESILIENCIA, un concepto ahora muy en boga, y que no es más, que la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas. En psicología consideran que no solo gracias a ella somos capaces de afrontar las crisis o situaciones potencialmente traumáticas, sino que también podemos salir fortalecidos de ellas.

Ante una situación extrema tenemos dos opciones: dejarnos vencer y sentir que hemos fracasado o sobreponernos y salir fortalecidos, apostar por la resiliencia.

La resiliencia implica reestructurar nuestros recursos psicológicos en función de las nuevas circunstancias y de nuestras necesidades. Las personas resilientes no solo son capaces de sobreponerse a las adversidades que les ha tocado vivir, sino que van un paso más allá y utilizan esas situaciones para crecer y desarrollar al máximo su potencial.

La resiliencia no es una cualidad innata, es algo que todos podemos desarrollar a lo largo de la vida. Los hay que son resilientes porque han tenido en sus padres o en alguien cercano un modelo a seguir, mientras que otras personas han encontrado el camino de la resiliencia por sí solas. De hecho, las personas resilientes no nacen, se hacen, han tenido que luchar contra situaciones adversas o que han probado varias veces el sabor del fracaso y no se han dado por vencidas.

Consejos para practicar la resiliencia:

  1. Ser conscientes de tus potencialidades y limitaciones.
  2. Ser creativo. 
  3. Confiar en tus capacidades. Las personas resilientes confían en lo que son capaces de hacer.
  4. Asumir las dificultades como una oportunidad para aprender.
  5. Practicar el mindfulness o conciencia plena. Vivir en el aquí y ahora y tener una gran capacidad de aceptación.
  6. Ver la vida con objetividad, pero siempre a través de un prisma optimista. 
  7. Rodearse de personas que tienen una actitud positiva. 
  8. No intentar controlar las situaciones, sino sus emociones. 
  9. Ser flexibles ante los cambios
  10. Ser tenaz en los propósitos. 
  11. Afrontar la adversidad con humor.
  12. Buscan la ayuda de los demás y el apoyo social. 

Desde Generación SAVIA queremos a animar a nuestros senior a que potencien su resiliencia, a que busquen las habilidades, rutinas y comportamientos que les podrán ayudar a sobrellevar la actual crisis humanitaria y que en un futuro bien próximo podrán también ayudarles a volver al entorno laboral. Porque de todo se puede salir